Varias personas de mi entorno llevan diciéndome desde finales de septiembre que están “desganadas”. Que se sienten con poca energía. Les cuesta despertarse por las mañanas. Y apenas les apetece hacer nada, ni siquiera aquellas actividades con las que normalmente disfrutan. Al ver que todas ellas tenían los mismos...

Imagínate que pudieras cambiar tu estado de ánimo en cuestión de minutos. Que sientes tu energía por los suelos, cambiarla para que te sientas recargada y motivada. Que te sientes agitada, cambiar esa agitación por calma. Sería increíble, ¿verdad? ¿Y sabes qué?, es posible. Y sin necesidad de usar ninguna...