¿CÓMO EMPEZAR A USAR LOS ACEITES ESENCIALES Y OBTENER TODOS SUS BENEFICIOS?

Imagínate que pudieras cambiar tu estado de ánimo en cuestión de minutos.

Que sientes tu energía por los suelos, cambiarla para que te sientas recargada y motivada.
Que te sientes agitada, cambiar esa agitación por calma.
Sería increíble, ¿verdad?
¿Y sabes qué?, es posible.

Y sin necesidad de usar ninguna sustancia artificial ni química, nada de redbull o bebidas energéticas artificiales.

En este post te voy a contar el poder de los aceites esenciales y de cómo puedes usarlos para cambiar tu ánimo, energía incluso tu salud.

¡Vamos allá!

Lo primero, ¿por qué usar Aceites Esenciales?

 

La respuesta más sencilla que te puedo dar es que son sustancias que nos brinda la propia naturaleza para que podamos protegernos y regenerarnos desde dentro.
Los aceites esenciales son extraídos de plantas y su función es protegerlas, por lo que son protectores naturales creados por y para la naturaleza.

Y, my friend, nosotr@s SOMOS parte de esa naturaleza.
Y por eso, nos sientan tan bien.

Pero, si eres como yo, necesitas pruebas palpables, te voy a dar algunas.

 

Lo que ha descubierto la ciencia sobre los aceites esenciales

 

Está comprobado que cuando los inhalamos, pasan directamente  al cerebro, concretamente al sistema límbico que conecta con la amígdala y el hipocampo.

Esto genera una respuesta emocional de forma inmediata.

Mira cómo ocurre:

Piensa que estás delante de un enorme limonero.

Este está lleno de limones grandes y jugosos.
Alzas tu brazo para coger uno y lo acercas a tu nariz para olerlo.
Es el limón con el  aroma más rico que has olido nunca.
Ese olor rico a cítrico, fresco y revitalizante.

Decides abrirlo y el aroma se dispara, el jugo cae entre tus dedos y casi puedes sentir el sabor del limón en tu boca.

¿A que has olido y saboreado ese limón y se te ha hecho la boca agua?

 

Esto es un claro ejemplo de que en cuanto tu cerebro recibe una información, tu cuerpo reacciona.
Así es como actúan los AE.

Aquí te cuento algunos descubrimientos más de la ciencia acerca de los AE.

Hicieron un  estudio en el que administraron aceite de romero a ratones. ¿Sabes qué les ocurrió?Aumentaron su actividad locomotora, es decir, su capacidad de movimiento, y también experimentaron una mejora en su circulación sanguínea a nivel cerebral.

Y ahora viene este otro estudio que realmente me flipó.

¡Atent@!

Se estudiaron los efectos del aceite esencial de menta sobre deportistas obteniendo los siguientes resultados:

✔ ️ Más rapidez en los tiempos de reacción visual y auditivo.
✔ 36,1% de mejora en la fuerza de agarre.
✔ 7% de mejora en el salto vertical.
✔ 6,4% de mejora en el salto de longitud.

Realmente increíble.

Y, aunque es un campo en el que aún hay mucho que investigar, los beneficios están claramente presentes.
Una vez conociendo esto, quizás te estés haciendo la siguiente pregunta.

 

¿Cómo usarlos?

 

El mundo de los aceites esenciales es ENORME.Y si estás empezando, quiero asegurarme de que no te pase como a mí.
Que no te abrumes con tanta información y te quedes bloqued@ sin saber por dónde empezar.
Así que te voy a contar cuáles son los que uso yo y cómo lo hago para que puedas empezar a usarlos ya.

Los aceites esenciales se pueden usar de tres formas:

  • Inhalados a través de un difusor ultrasónico.
  • Aplicados sobre la piel.
  • Ingeridos.

Para empezar el aceite que te recomiendo es el de lavanda, es un aceite multiusos que vale

 para prácticamente todo. 

Las propiedades de este aceite son:

  • Despeja la mente.
  • Ayuda a entrar en un estado de calma.
  • Facilita trabajar el miedo al rechazo y la tristeza.

Yo lo uso tanto en la práctica de yoga como a nivel personal.

A nivel personal lo incorporo a mis rituales de autocuidado añadiéndolo a mi serum facial junto a los aceites de Copaiba y Frankincense (otro día te comparto la receta 😉). 

Y también lo puedes usar para aliviar las quemaduras,  heridas cerradas, cicatrices y picaduras de mosquito, aplicándolo directamente sobre éstas.

¡No hay nada que alivie mejor el picor que unas gotitas de lavanda en tu piel!

IMPORTANTE lo siguiente:

Antes de aplicarlo a la piel testea en una zona pequeña de tu muñeca para comprobar que no te causa alergia o irritación.

Para uso tópico, normalmente mezclo en un bote de 10ml aceite vegetal de almendra ecológico +  8-10 gotas de aceite esencial de lavanda.  La dosis puede variar según tus necesidades, si eres sensible a ciertos olores o sufres jaquecas, reduce la cantidad de aceite esencial. 

Ten en cuenta que estas son medidas para un adulto, para niños y bebés deben ser otras cantidades. Si
necesitas ayuda con esto,
pregúntame.

Esta mezcla puedes aplicarla en las sienes y muñecas para tu práctica de yoga (evita las palmas para que no afecte al agarre de tus manos en la esterilla).
Se puede utilizar también en el difusor, añadiendo agua y unas 3-5 gotas antes de dormir, ¡créeme que es una maravilla!

Otro de mis favoritos es el aceite esencial de menta.

Para usarlo de forma tópica te recomiendo diluirlo en 10 ml de aceite vegetal (almendra, jojoba, oliva o el que prefieras) + 5-8 gotas del aceite de menta.

Lo utilizo en épocas de estudio cuando necesito activarme.

Lo aplico en las muñecas y sienes y en procesos catarrales debajo de la nariz.

En mi cuidado personal, se lo añado a mi pasta de dientes casera de aceite de coco, bicarbonato de sodio y vitamina E.

También lo puedes usar mezclándolo en el difusor junto al de limón y lavanda.


¡Hará maravillas para reducir los síntomas alérgicos!

Lo que debes asegurarte antes de comprar tus primeros aceites es conocer la marca y verificar que el aceite es puro y de calidad.

La marca que yo uso es Young Living porque garantiza que todo el proceso de obtención de los AE se ha realizado de forma segura, respetuosa y conservando todas las propiedades del aceite.
Si te apetece probar esta marca, empieza por aquí.

Si te ha gustado este post o quieres saber más sobre los usos de aceites esenciales, o sobre alguno en concreto, déjamelo en comentarios abajo y estaré encantada de ayudarte.

¡Estoy deseando saber tu opinión!

No Comments

Post A Comment