¡Bienvenido a tu página de Yoga!

Significado del Yoga

Como tal, la palabra proviene del sánscrito “yuj”, que significa ‘unión’, ‘esfuerzo’.

 

El yoga es una filosofía de vida, en la cual mediante la práctica de asanas (posturas), respiración y meditación nos ayuda a sosegar la mente, llevándonos a un estado de calma y de quietud interior.

 

Con una práctica constante, poco a poco podrás ir conociendo los beneficios del Yoga.

Contribuye la práctica de un estilo de vida saludable y un buen estado de forma física.

Te permite encontrar armonía, energía y equilibrio.

Ayuda a controlar nuestro aparato respiratorio mejorando su eficiencia.

Mejora la circulación y disminuye la presión arterial.

Aprende algunos movimientos

Yoga

Las asanas proporcionan equilibrio entre la energía mental y la energía vital, por lo que generan salud física y psíquica.

Padmasana

Postura del loto. Es la postura inicial y final de la práctica de yoga. También es ideal para practicar meditación y pranayama ya que incita a la calma. Puedes hacer modificaciones como flexionar o estirar las piernas hacia adelante, o incluso ampliar el tamaño del cruce de piernas para estar más cómodo. Lleva la mirada hacia delante y estable, u ojos cerrados.

Virabhadrasana III

Postura del guerrero 3. Fortalece las piernas y los músculos abdominales y como todas las posturas de equilibrio, también ayuda a centrar la mente y
llevar la atención al momento presente. Lleva la mirada más allá de las manos.

Adho Mukha Svanasana

Postura del perro mirando hacia abajo. Esta postura imita el movimiento de un perro cuando estira su cuerpo. Es ideal para estirar la columna, los
músculos isquiotibiales y los tendones del hueco poplíteo, además favorece la apertura en los hombros y pecho. También puedes introducirla como tu
postura invertida al final de la práctica. Lleva la mirada hacia el ombligo.

Navasana

Postura del bote. Fortalece y tonifica los músculos abdominales y en cierta medida los cuádriceps. Por otro lado, también es considerada una postura
de equilibrio, por lo que mejora la concentración y atención. Puedes facilitar la postura flexionando las rodillas o apoyando las manos a tus costados pero no dejes que el peso recaiga sobre ellas.

¡Suscríbete y recibe contenido gratis de Yoga!

Newsletter